5 de nov. de 2011

Juegos: psicomotricidad gruesa en niños de 18-24 meses

Desde el punto de vista de transformaciones evolutivas, el período comprendido entre los 12 y los 24 meses es extraordinariamente rico. El niño de 18 meses se encuentra en la mitad de este período, su comportamiento tiene más que ver con un niño de dos años que con el de uno: ya es un bípedo (generalmente el gateo se abandona entre los 13-15 meses), anda sin caer y empieza a corretear. Sin embargo su paso es bamboleante y su carrera rígida (no se le da bien pararse en seco o hacer giros). A los dos años, su desarrollo neuronal, sensitivo y motor está tan desarrollado (y entrenado) que corre con soltura, sube y baja escalones y patea las pelotas.

 Y jugando estimulamos su desarrollo:

1.    Contando subo y bajo escalones.
Alrededor de los 18 meses no necesita ayuda para bajar escalones (siempre que no sean muy altos). Sin embargo, pide tu mano o se agarra a la baranda para subirlos. Podemos aprovechar esta tarea (quizás algo lenta para nosotros los adultos) para empezar a contar los escalones hasta el diez. Antes de su segundo cumpleaños contará del 1 al 10 sin saltarse ningún número. Sin embargo esto no significa que entienda el concepto de número: si lo observas, puede que cuente hasta el10 aunque haya subido sólo 7 escalones.
2.    Que te pillo.
Recién estrenada su habilidad para andar se interesará por empujar objetos. Cualquier juguete que consiste en una barra de madera rígida en uno de cuyos extremos hay un patito/cochecito con ruedas, o una rueda grande con una pelota sonora dentro…. Le fascinará andar empujando el juguete hacia delante mientras oye lo sonidos que emite al rodar. Unos meses más tarde  se interesará por arrastrar juguetes sujetos por una cuerda.
3.    El patito me sigue.
Quizás antes del año y medio ya notes que siente predilección por arrastrar las botas de papá tirando del extremo de los cordones. Su capacidad  para arrastrar un juguete con ruedas mientras camina determina una coordinación manual y postural. Antes de este momento no es capaz de arrastrar este juguete sin mirarlo todo el tiempo, o quizás preferirá  llevarlo colgando y  a su vista.
4.    Pateo la pelota.
Al principio de este semestre prefiere lanzar una pelota con las manos. Poco a poco irá dominado su coordinación motora hasta el punto de pararse delante de la pelota a la suficiente distancia como para acertar en su patada. Propicia este tipo de juegos con pelotas de diferentes tamaños y en distintos tipo de suelo.
5.    Circuito psicomotor.
Consiste en prepararle una especie de yincana que conste de varias pruebas:
·         Camino de baldosas. Coloca distintos tipos de superficies en el suelo y deja que camine sobre ellas con pies descalzos: alfombras de plástico, madera, lana, hierba…
·         El puente. Un trozo de madera sobre dos banquetas bajas y tendrás un puente al que puede  subirse, con tu ayuda. Si dibujas un perro sobre la madera puedes decirle que se agache para acariciarlo. Para bajar, quizás quiera ponerse a gatas y hacerlo de espaldas, o pidiéndote ayuda baja un pie y luego el otro. La idea es que no lo tomes en brazos para subir o bajar, sino que simplemente le eches una mano.
·         Túnel pequeño. Puedes fabricar uno con dos sillas y una tela por encima. Tu hijo se dará cuenta de que la única forma de atravesarlo es a gatas. Si ves que le da algo de miedo, puedes ponerte al otro lado llamándole o mostrándole un juguete que le interese.
·         Túnel grande. Este túnel puede ser algo más alto de tal manera que para atravesarlo tu hijo sólo tenga que agachar un poco la cabeza. Al principio, quizás se coloque a gatas aún teniendo mucho espacio por encima.
6.    Pompas de jabón.
Todo un clásico. De bebés les fascina, ahí sentados las miran con deleite e intentan alcanzar las que caen cerca.  Baila alrededor de él soplando pompas desde distintos sitios: ahora correrá detrás de ellas, se alzará o agachará para tocarlas, quizás intente agarrarlas con la boca…

Entradas relacionadas:

Montserrat Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada