27 jul. 2011

Juegos: la visión en bebés de 6-12 meses

A partir de los 6 meses de vida, la exploración de los objetos suele ser oral y manual. Alrededor de los 9 meses su agudeza y musculatura ocular están tan desarrollados que se une un interés visual por los objetos: alcanza con su mano el juguete que le parece interesante (coordinación ojo-mano), se lo lleva a la boca (coordinación ojo-mano-boca), los hace entrechocar, lo golpea contra la mesa para, le da vueltas con ambas manos…

En este período, los bebés tienen una buena agudeza visual y los músculos que le permiten girar los ojos en todas direcciones han alcanzado una gran precisión: dominan cualidades visuales como la fijación, seguimiento y movimientos sacádicos (movimientos en zig-zag).

La “memoria inmediata” (Piaget) se evidencia en a partir de los nueve meses aproximadamente: cuando tapamos un juguete con una tela, desapareciendo éste de su campo visual, es capaz de mantener la imagen de ese objeto y buscarlo tras la tela.

El gateo desarrolla un papel muy importante en la evolución del sistema visual de los bebés. Los niños que no gatean suelen retrasarse en su desarrollo global y especialmente en su desarrollo visual. Durante el gateo entrenan el enfoque a corta distancia (sus manos y rodillas) y a larga distancia (el objeto que quieren alcanzar o lugar donde quiere llegar). Para lograr una imagen de calidad es necesario que el niño practique la acomodación, es decir, que el foco se acomode rápidamente a distintas distancias.

Para todos los juegos que detallaré a continuación el bebé puede colocarse tendido boca abajo o sentado. Es recomendable que sólo se le siente si es capaz de mantenerse por sí solo (sin estar apoyado sobre almohadones) y con la espalda recta ( por regla general, suele ocurrir alrededor de los 8 meses)

1.Caja de música. Coloca frente a él una caja de música con bailarines (o animalitos) que giran al compás de la música. Observa cómo los ojos se mueven intentando seguir sus movimientos.

2. Rampa con cochecitos. Este tipo de juguetes donde se tiran cochecitos sobre una rampa en zig-zag permite al niño realizar los movimientos sacádicos, que son importantes para el posterior desarrollo de la lectura. Suele ser un juego que les fascina y ellos mismo querrán recoger el cochecito y volverlo a colocar sobre la rampa.

3. Libro de fotos de familiares. Con trozos de cartulina tamaño cuartilla, fabrica un libro de pocas páginas (6 u 8) con fotos grandes de cada uno de sus familiares o amigos más cercanos. Decóralo con pegatinas y fórralo. Muéstrale cada día este libro y nómbrale cada persona. Con el tiempo él pasará las páginas buscando al abuelo cuando le preguntas por él. Más tarde él nombrará a su abuelo y lo buscará.

4. Frontón. Siéntate en el suelo con las piernas abiertas frente a una pared y tu bebé sobre tu regazo. Lanza una pelota contra la pared y observad cómo rebota.

5. Carrera a gatas. Cuando sea capaz de gatear, ponte a cuatro patas a su lado y juega a que lo persigues o a que él te persigue y tú te escondes. Se emocionará al ver que desapareces tras la puerta pero te oye llamarlo. También podéis jugar a que gateáis tras una pelota que rueda por el salón.

6. Pompas de jabón. Fabrica o comprar un bote de pompas de jabón. Si se mantiene sentado en el suelo con la espalda recta querrá alcanzarlos con la mano, seguirá con la vista y la cabeza cómo caen al suelo, intentará cogerlos una vez han explotado sobre el suelo.

7. Cucu-tras. Esta es la etapa ideal para jugar a que papa tiene en brazos al bebé y mamá se esconde tras su espalda y aparece por el otro lado. Y luego se esconde tras la cortina: observa si tiene intención de descorrerla. Sentados uno frente al otro coloca un juguete entre los dos y tápalo con un pañuelo que en principio puede ser semitransparente y más tarde opaco.

8. Palo de lluvia. Fabrica o compra un palo de lluvia. Es importante que sea transparente para que el bebé pueda seguir con la vista las bolitas que caen. Favorecemos la actitud visual de fijación. Observa como mueve los ojos de arriba abajo.

9. Marioneta. Coloca una marioneta de vivos colores en tu mano. Muévela delante de su cara, a un lado, al otro, sobre su cabeza. En un principio no emitas ningún sonido y observa si es capaz de seguir sus movimientos. Luego puedes contarle la historia del personaje de la marioneta o cantarle un canción. Si el bebé está sentado e intenta agarrarlo desde distintos lados estamos influyendo de su sistema del equilibrio (límbico). Si está boca abajo actuamos sobre su control cefálico, y motricidad gruesa en general.

10. Un día de lluvia. En los días lluviosos en los que la ventana se empapa de gotas de lluvia, puedes jugar a perseguir aquellas que caen en carrera. Mamá puede seguir una con el dedo y observar cómo aumenta su velocidad hasta desaparecer abajo.


Entradas relacionadas:
La visión en los bebés y su influencia en la psicomotricidad
La exploración de los objetos en el primer año de vida
Juegos: la visión en bebés menores de 6 meses
Juegos: la comunicación en bebés de 6-12 meses

Montserrat Reyes

1 comentario:

  1. Los probaré con mi hijo cuando llegue a casa porque seguro que lo pasamos genial, gracias por los consejos

    ResponderEliminar