12 feb. 2011

La creatividad en nuestros hijos

Todos los padres estamos de acuerdo en que fomentar la creatividad de nuestros hijos influirá positivamente no sólo en sus dotes artísticas, sino también en su desarrollo emocional y cognitivo. Y promoverla no parece tan difícil, no hay más que dotarlos de juguetes y oportunidades para que se expresen libremente. Dice Lorraine C. Ladish, en su libro “Niño creativo, Niño feliz”, que lo más difícil para los padres es morderse la lengua para no intervenir en las expresiones creativas de los niños. Éstos son creativos por naturaleza, lo único que tenemos que hacer los padres es fomentarla y luego, apartarnos para dejarles que ellos mismos la exploren.

La creatividad la define la autora como la disposición a buscar alternativas o nuevas soluciones que sólo al niño se le ocurren sin que nadie se lo haya enseñado. Para que esto ocurra él debe verse libre de límites impuestos (por los padres, por la sociedad) sobre cómo deben ser las cosas: el sol se pinta amarillo, las lentejas no se comen por la noche, el rojo no se ve bien con el rosa en la ropa… Cuando hacemos las cosas por él es otra forma de coartar la imaginación. ¿Qué hacer para fomentarla? Entre otras ideas, premiar su esfuerzo tanto o más que su resultado final, así aprenderá a valorar el proceso y no buscar sólo un objetivo final. Es bueno de vez en cuando dejarnos sorprender por él y adecuarnos a su ritmo, así experimentaremos junto a ellos lo que les asombra o les parece divertido.

 Y en cuanto al material de apoyo, Lorraine propone unos juguetes que no deberían faltar en casa ya que estimulan la imaginación y la creatividad:
- Juegos de construcción
- Juegos de manualidades
- Disfraces
- Maquillaje
- Una casa de muñecas
- Juegos de té
- Un mesa y sillas de su tamaño
- Una pizarra
- Muchos libros

Montserrat Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario