11 sept. 2010

Tolerancia frente a las frustraciones

Pablete por StoperA las madres nos gusta contarnos los logros de nuestros hijos. Es algo que no podemos evitar, basta con que se junten dos bebés desconocidos en cualquier sitio, por ejemplo, en la cola del supermercado, para que nos enfrasquemos en una conversación que tiene como origen, generalmente, alguna proeza física que alguno de los bebés está realizando en ese mismo momento. Hay un comentario que escucho muy a menudo y que siempre me sorprende: “Mi hijo nunca gateó, es un poco vago, él sólo quería ponerse de pie y andar”. Y a pesar de que el niño se lleva gratuitamente un juicio nada positivo, se suele decir con orgullo.

Los beneficios físicos, auditivos, visuales y cognitivos del gateo están ampliamente demostrados. Y para que un niño gatee es necesario que esté el mayor tiempo posible en el suelo. Si le damos esta oportunidad, debido a su instinto natural por moverse y alcanzar lo que le interesa, pasará de estar boca arriba, a rodar a boca abajo, a colocarse en cuatro patas para balancearse y finalmente gatear. Y la afirmación de esa madre que justifica que su hijo nunca quiso gatear, continúa con “es que cuando lo ponía boca abajo se enfadaba y lloraba”. Es interesante el hecho de que la mayoría de los padres lo suelen justificar de esta misma manera. Su hijo no tolera la frustración.

Sin embargo, los adultos sabemos que es eso precisamente lo que hace que avancemos. La frustración que nos provoca no tener lo que ansiamos hace que desarrollemos estrategias para conseguirlo. Somos conscientes de que si nos venimos abajo ante el sólo pensamiento de no haber alcanzado lo que deseamos, difícilmente buscaremos una solución al problema. Un bebé consigue girar de boca arriba a boca abajo porque el estar tendido todo el tiempo mirando el techo (o algún juguete colgante) ya es poco para él, quiere más, quiere explorar su entorno desde otra perspectiva. Y si cuando está boca abajo no puede sostenerse sobre los brazos o no consigue sostener erguida su cabeza, se enfada y protesta. Entonces, a nosotros nos toca apoyarlo, estar a su lado, ofrecerle estímulos adecuados para que vaya superando esa frustración y vaya entrenando esa cadena muscular que le permitirá por fin mirar de un lado al otro cuando está tendido sobre su barriga. Si ante su protesta optamos por ahorrarle el "disgusto", estamos suprimiendo el estímulo que lo haría avanzar.

Pensemos quizás qué sentimos nosotros cuando vemos a nuestro hijo “sufrir”. ¿Quizás pensamos que el sufrimiento es inútil? ¿Queremos que su infancia sea más fácil que la nuestra? Y qué sentimos ante nuestras propias frustraciones, ¿solemos vivirlas como una oportunidad para crecer o quizás nos damos la vuelta y no miramos más en esa dirección? Somos sus padres los que le enseñamos cómo afrontar las dificultades de la vida.

Montserrat Reyes

Foto: Flickr - bionicteaching

40 comentarios:

  1. Ayer me preguntaba mi madre: ¿no hace cositas la niña? y es que para ella "cositas" es hacer los cinco lobitos, dar palmitas, etc.
    La verdad es que yo no le enseño nada de este tipo de cosas... porque me siento mal estando todo el día repitiéndole algo hasta conseguir que me imite... y por otro lado, no sé si a ella le divierte, porque en el fondo ella nos imita solita en muchas cosas cotidianas. Cuando le leo un cuento quiere coger el libro y pasar las páginas ella... cuando pongo música y muevo las manos, ella hace lo mismo... etc.
    Pero es cierto que las "cositas típicas" que hacen muchos niños de su edad, Irene no las hace (sólo los cinco lobitos que los aprendió después de una semana que pasó la abuela en nuestra casa).
    Qué pensáis de este tipo de aprendizajes?

    ResponderEliminar
  2. Mi experiencia como madre es parecida a la tuya. Mi hijo, con 17 meses no tira besitos, por ejemplo, y eso queda "muy raro" delante de la gente. Es como si todos los niños del mundo lo hicieran, eso y los "cinco lobi...tos". Sin embargo, toma la escoba y hace como que barre, toma mis pinzas de depilar y se las coloca sobre la pierna, o se pasa el depillo de dientes por su boca. Es lo que tu dices, no hay que enseñarle las cosas, ellos las imitan. Si tú te tiras todo el día cantando alguna estrofa de una canción de Bisbal, probablemente acabe ella también recitándola, a su manera, imitando tus gestos. Si le cantas los 5 lobitos también. La diferencia está en enseñarle para que lo imite o hacer lo que te gusta y que ella lo imite.
    Montse Reyes

    ResponderEliminar
  3. Es curioso a mi ha pasado eso con mis dos hijas y pensaba lo mismo me preguntaba cuando en un grupo hacían los bebes esas cosas, dar un "ayy" etc, oye tendré que enseñados esas cositas? Pero como vosotras luego veo que hacen otras cosas de nuestro día a día y que aprenden por observación e imitación como tiene que ser y no como monillos de ferias ;)

    ResponderEliminar
  4. Si Sandra, a veces se les enseña para que los demás vean sus "gracias típicas". Sin embargo ellos se encargan de imitar lo que en cada momento les llame la antención. Parece que el secreto está en observar qué les gusta en vez de incitarlos a que hagan algo que yo creo que les debe gustar...

    ResponderEliminar
  5. Así como acabo de poner en otra entrada que me gusta, esta, para mi gusto, deja mucho que desear... un tema como la frustración se trata de una manera tan superficial que me da vértigo. No quiero extenderme porque no es mi foro de debate ni lo pretendo, pero poner entrecomillada la palabra sufrir, ya me dice mucho. No se parende a tolerar la frustración con 6 meses, ni con 8 ni tan siquiera con 30 años lo han aorendido muchos adultos... y no porque sus padres no les dejaran sufrir un poquito para que vieran cómo "no era nada" lo que les pasaba. Trivializar el sufrimiento de un bebé, porque sí que es un sufrimiento aunque no lo querais reconocer, no me parece respetuoso con ese bebé que no deja de ser una persona... Aprenderá a tolerar la frustración cuando tenga herramientas para hacerlo y no porque se le deje llorar. Por otro lado... ¿saben los efectos del estrés que genera estar reckamando ayuda y no recibirla para un bebé aunque ni si quiera sea llorando? De verdad que es muy arriesgado no aclarar la información que se pone porque cada lector puede hacer su libre interpretación. Para finalizar, sin ánimo de justificarme, decir que sí: mis hijos han estado en el suelo todo el tiempo que han querido y les he motivado a hacerlo, el mayor fue un gran gateador y no camino hasta los 14 meses porque no lo veía necesario, y el pequeño de 7 meses gatea hace más de un mes, se sienta sólo, se pone de pie, rodea los muebles... y no, no les he dejado llorar porque así no se tolera la frustración... se inhibe y se queda grabado en nuestro inconsciente... y sí, yo también soy profesional formado (e informado) y en camino de ser psicomotricista... lo que he hecho es respetarlos al 100%, no sólo en un aspecto o faceta. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sabina. Yo estoy de acuerdo contigo. Probablemente no me he explicado bien, aunque creo que siempre digo que hay que acompañarlos en su frustracion, con nuestra presencia y apoyo, nunca se trata de "dejarlos llorar para que aprendan". Y es que muchas veces, al hacer las cosas por él, evitamos que avancen porque porque como no queremos que se frusten o que lloren, directamente hacemos lo que él quiere. Pero en ese caso podemos alentarlo, decirle que puede, ayudarlo, facilitarle... No sé si me explico. Nunca he prentendido decir que llorar los hace mejores, nada más lejos de mi intención.

      Eliminar
  6. Justo leía esta entrada hoy también y reflexionaba sobre lo que comenta Sabina, a mi también me produce contrariedad escuchar hablar de tolerancia a la frustración en bebés. A mi hijo mayor de casi 4 años le he evitado muchas frustraciones (y llantos), porque sentía que necesitaba que lo hiciese como madre siendo un bebé. Poco a poco he ido dejando que él se enfrentase a las situaciones que yo sabía que era capaz de enfrentar, acompañándolo desde mi presencia física y emocional. Creo que es ese acompañamiento el que sería necesario explicar, ya que es lo que determina la diferencia entre "dejarlo llorar" y "darle la oportunidad de afrontar un reto". De todas maneras mi hijo afronta nada bien la frustración y es muy demandante, busca culpables en sus propios accidentes; sé que tiene toda la vida para trabajarlo -igual que yo- pero en este momento me parece que no he sido capaz de transmirle el camino a seguir para ese trabajo personal, y por ello ahora con mi hija de 1 mes de vida me pregunto si hay algo en el proceso de acompañamiento en lo que pueda mejorar.

    ResponderEliminar
  7. A mi me ha parecido una entrada muy buena, a mi juicio está bastante claro tu planteamiento y lo apoyo.

    En ningún momento me ha precido leer que haya que dejar al niño solo ante el peligro y que para superar los obstáculos haya que dejarlo berrear. Supongo que cada uno interpreta según sus experiencias, sus conocimientos y sus propios intereses.

    En este, como en otros artículos, me siento muy identificada con tu forma de vivenciar, comunicar, trabajar y entender el desarrollo infantil, aunque usemos teorías de desarrollo distintos.

    Un abrazo. Seguiré leyendote y compartiendo tus posts.

    ResponderEliminar
  8. En resumen, lo importante es acompañarlos física y emocionalmente, motivándolos a lograr aquello que le está costando esfuerzo alcanzar. Nunca dejar de exponerlos porque lloran, sino apoyarlos con aquello que le gusta como refuerzo, y en su propio tiempo lo hará por sí solo. Muy interesante todo lo que he leído. Gracias, todo sea por el bien de nuestros hij@s.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo no se como acompañar a mi bebe de tres meses. Intento dejarlo en el suelo con sus pañuelitos. Un ratito esta bien. Luego se aburre y se frustra. Estoy al lado. Intento consolarlo. No lo consigo. Lo cojo.
    La verdad es que no se como hacerlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu bebé es todavía muy pequeño. Con tres meses todavía no sabe dirigir su mano a algo que le atrae (o lo hace pero con bastante impresición). Tendido boca arriba con un móvil encima puede ser más estimulante para él, porque controla mejor la musculatura visual y el movimiento de su cuello. Pero se cansará pronto y pedirá tu compañía y tus brazos. Dale más tiempo para que su desarrollo motriz le permita algo más de independencia.
      Saludos, Montse Reyes

      Eliminar
  10. Muy interesante, ojala sitios más populares como babycenter tuvieran a gente informada como ud. para hacer sus columnas, y no la zarta de pavadas que estoy leyendo y viendo ultimamente.... no entiendo porqué está tan poco generalizado este modo de crianza...

    ResponderEliminar
  11. Poco a poco muchos padres están necesitando otra forma de crianza más en consonancia con lo que les dice su corazón. Las familias que acuden a nuestros talleres de juegos vienen buscando orientación hacia una crianza más respetuosa hacia las necesidades de sus hijos.
    Muchas gracias por tu comentario.
    Saludos, Montse Reyes

    ResponderEliminar
  12. No se como hacer que mi hijo empiece a gatear, desde que tenia un mes y el pediatra dijo que había que empezar a ponerlo boca abjo para que fuese cogiendo fuerza no le ha gustado y ha llorado. Desde que ha aprendido a girarse aun no lo he puesto boca abajo para enseñarle juguetes y jugar con él que ya se ha puesto boca arriba y claro como tampoco sabe sentarse solo hace que llorar, quiza tengo que dejarle llorar mas pero que tiempo es el limite porque me da mucha pena. Gracias por vuestros consejos. Por cierto tiene ahora 10 meses.

    ResponderEliminar
  13. TEngo un niño de 10 meses que no quiere estar boca abajo, ya empezo a no gustarle desde que el pediatra con un mes nos dijo que había que ir poniendolo para que fuese cogiendo fuerza en el cuello. Ahora que se gira no hay manera, en cuanto lo pones boca abajo para jugar con él se da la vuelta y como tampoco sabe sentarse solo solo hace que llorar. Es verdad que solo quiere estar sentadito (tengo que ponerlo yo) jugando con sus juguetes. A veces intenta girarse y ponerse boca abajo pero en cuanto ve que le va a vencer el peso vuelve a la posición original ¿Puede ser que tenga miedo??. ¿Cuanto tiempo se debe dejar llorar a un bebe, es que cuando se pone asi no tiene consuelo y a mi me da tanta pena??.

    ResponderEliminar
  14. Muchas de las familias que acuden a nuestros talleres poseen la misma preocupación que tú. Nosotras trabajamos ofreciendo estímulos atrayentes mientras ellos están en el suelo (boca abajo o boca arriba). Si bien al principio protestan relativamente pronto, eso es normal porque no están acostumbrados y no tienen la fuerza necesaria para realizar los movimientos que se requieren para sostener esas posturas. En eso caso no los dejamos llorar, quizás les cambiamos la postura durante unos minutos y entonces volver a estar en el suelo con los estímulos que le gusten, estando a su lado siempre porque nosotros somos un estímulo esencial. Las familias suelen contarnos que en pocos días adquieren una autonomía impresionante: juegan solos boca arriba, se giran, boca abajo manipulan los juguetes... Si tienes miedo a que tu bebé que está sentado se caiga y se golpee, ayúdalo a disfrutar tendido en el suelo. Estando sentado, que siempre tienes que colocarlo tú porque solo no sabe, se siente impotente porque necesita de tu ayuda para alcanzar juguetes lejanos o aquellos que se les caen... El bebé disfruta cuando es independiente.
    Un abrazo, Montse Reyes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Seguiré tumbandolo en el suelo aunque desde que os leo lo voy haciendo y no hay manera de que se ponga boca abajo. Que lastima que vuestros talleres esten a tantisimos kilometros de donde yo vivo.

      Eliminar
  15. Tú mejor que nadie conoces a tu bebé. Con tiempo sin prisas a su lado, con escucha y paciencia, podrás saber qué le gusta más y por qué protesta en determinadas posturas. Con una mirada sin exigir ni esperar nada en concreto, vas sabiendo cómo ir intruduciendo cambios, de forma suave, adaptándote a su ritmo, a su personalidad. Tu mirada y trato amorosos garantizarán su buen desarrollo.
    Montse Reyes

    ResponderEliminar
  16. Mi niño tiene 16 meses y, aunque ya camina, nunca quiso gatear, es más, tal y como leo aquí, lloraba mucho cada vez que yo intentaba ponerle boca abajo. No adquirió fuerza en los brazos y no tiene habilidades básicas para ir a gatas, ponerse de pie él solo o subir a un escalón etc. Si insisto ahora que gatee, aunque ya mayorcito, ¿aún estoy a tiempo para corregir mi error de no insistir a su tiempo? Gracias!

    ResponderEliminar
  17. Quisiera añadir, que yo soy de Hungría y conozco el método Pickler e intenté aplicarlo... pero como recomienda que dejemos mover a los niños con libertad y no forcemos movimientos y posturas que no hacen por sí mismos, yo no insistí en que se ponga boca abajo y él no lo hizo solo. Supongo que algo tuve que malinterpretar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nikoletta, gracias por tu mensaje.
      Sabemos que Pikler no recomendó poner al bebé boca abajo, pero nosotras sí lo aconsejamos porque el bebé que vive en casa con sus padres (y no en un orfanato con unas reglas y un material muy preparado para ello, como era el caso del hogar para niños de Pikler) no tiene un contexto igual al bebé que describía Pikler. Los bebés de hoy en día pasan mucho tiempo en lugares o artefactos que lo sostienen (maxicosi, sillita de paseo, hamaquita, cogines que lo rodean, sentado sobre las piernas de los padres, en la sillita para comer...) por lo que si pasan sólo un par de horas en el suelo (los niños de Pikler estaban siempre en el suelo, menos cuando eran aseado y se les daba de comer) aconsejamos que se juegue con él en ambas posturas.
      Claro que puedes volver al suelo con tu hijo. No se trata de forzarlo para que se agache e intente gatear, porque no conoce ese movimiento y porque probablemente esté ahora explorando qué es andar y correr. Por lo tanto puedes plantear juegos en el suelo y jugar con él. Lo importante es que le guste, que os guste, y que él vea que tú disfrutas con él. Quizás no hay que buscar que se dedique sólo a gatear o que gatee más que ande, sino que se familiarice con la postura y probablemente empiece a utilizarla en alguno de sus juegos.
      Espero que esto te ayude. Y cuéntanos cómo te va con él.
      Saludos, Montse Reyes

      Eliminar
  18. Hola! Que alegría encontrar esta página, son muy generosas con toda la información y las respuestas que dan!
    Estaba buscando información sobre la frustración... yo tengo un bebé de 4 meses, ya se pone de guatita y lentamente va subiendo el tronco ayudado de sus manitos, pero no gusta mucho de pasar en el suelo (como mucho, 10 minutos), aunque tampoco tengo muy claro cuánto tiempo debiera pasar en él. La verdad es que lo tomo a penas se pone a llorar! probaré dándole más atención y animándolo a quedarse ahí :)
    He visto los videos de Pikler y es una belleza ver a esos niños moverse tanto.
    Saludos desde Chile!

    ResponderEliminar
  19. Saludos y gracias pro tu mensaje.
    Cuando hablarmos de tolerancia a la frustración queremos decir apoyar al nuestro hijo a superar un obstáculo que le cuesta y que consideramos importante para su desarrollo. No se trata de "hacerlo sufrir", dejarlo llorar. No podría decirte hasta cuánto esperar, tú eres la que mejor conoces a tu hijo y sabes cuándo rebasa el límite de lo tolerable. Si nada más colocarlo sobre su barriga en el suelo se queja, yo apostaría por ponerme a su lado, cantarle, hablarle, ofrecerle juguetes interseantes... seguro que ahí se anima y le ayudamos a superar algo que le frustra. Desde ahí, si se pone a llorar, con llanto de cansancio, sí deberíamos tomarlo el brazos y aliviarlo, decirle qué bien lo ha hecho... y dejar para otro momento u otro día el colocarlo sobre esa postura.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Hola, como otros padres de aquí estoy en la difícil situación de que mi hija con 10 meses no gatea y no sabe sentarse sola a pesar de que tiene fuerza y en alguna ocasion intenta ponerse a cuatro patas, creía que la habia dejado lo suficiente en el suelo pero ahora veo que en algo nos hemos equivocado, cuando esta bocabajo llora muchísimo, claramente frustrada porque no puede seguir jugando, que puedo hacer para corregir todos esto errores?muchísimas gracias

    ResponderEliminar
  21. Muchas veces es difícil aconsejaros sin ver al bebé. Nosotras siempre aconsejamos partir de la posición que SI sabe hacer: en vuestro caso ella sabe girarse por lo que da igual si la ponéis boca arriba o boca abajo, porque ella es independiente para girarse. Si no sabe sentarse es mejor no sentarla.
    Por otro lado hay bebés algo hipotónicos o hiperlaxos que necesitan un poco de ayuda. En por eso que ver al bebé sería la mejor opción la mayoría de las veces.
    Aconsejaría que la acompañaras cuando está boca abajo para que su frustración se supere. En los grupos de juego observamos con frecuencia bebés que en casa no soportan estar boca abajo, pero que en las sesiones pasan 20 minutos sin quejarse, o incluso toda la clase. Le ofrecemos estímulos distintos a los de casa, sobre todo nuestro cuerpo; cuando se cansan los ponemos boca arriba y cuando ya están contentos de nuevo boca abajo para ir entrenando esa postura. Siempre a través del juego y la diversión.
    Atte, Montse Reyes

    ResponderEliminar
  22. Hola, soy la chica del último post, he seguido vuestros consejos y a pesar de que sigue llorando cuando la pongo bocabajo, lloramucho menos y se le pasa enseguida, todoslos dias intento estar con ella y etsimularla mientras esta bocabajo, creo que hay pequeñas mejoras, esta más ágil y semueve con más soltura en el suelo, estando lejos de gatearcomo creo que estamos todavía. Os quería hacer otra pregunta, creeís que es posible que sin gatear consiga evolucionar sola de la posiciónde sentada a ponerse de pie sin que la ayudemos?es otra lucha tremenda que tenemos ya que siempre se la ha puesto sin que ellase esforzará, os pregunto esto porque a pesar de que yo intento estimularla mi marido no se lo toma tan en serio y cuando yo trabajo se queda con mi suegra y ella tampoco lo hace, perdonad todo este rollo, mil gracias y enhorabuena por vuestro blog,es una joya!!!Y por cierto mi pequeña tampoco hace esas gracias que comentabaís por arriba y sin embargo hace otras muchas cosas que lesalen espontaneas y con las que disfrutamos muchisimo, que pena lo del gateo porque hace que me sienta terriblemente culpable, gracias de nuevo y un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      No te sientas culpable por nada. Hacías lo que creías que era mejor para tu hija. Y es cierto además, que cuidar de nuestro bebé es cosa de varios adultos, así que no podemos ser responsables de lo que otros hacen en nuestra ausencia (sobre todo si estamos agradecidos de que cuiden de nuestro hijo porque tenemos que trabajar, nos sentimos algo invasivos si además les decimos cómo deben hacerlo todas esas horas que pasan juntos).
      Normalmente, cuando a un bebé le cuesta mucho estar boca abajo y debido a ello lo sentamos, suele perderse todo los movimientos y la experimentación con su propio cuerpo que lo llevaría a colocarse en posición sentada (sentarse y gatear suelen ocurrir casi a la vez, da igual cuál sea antes, pero son casi simultáneas). Y lo más probable es que sepa pasar de sentada a de pie sin que le ayudéis. Mira a ver qué pasa si no la ayudáis, a lo mejor, si le cuesta trabajo agarrarse a un mueble para incorporarse, intenta colocarse de rodillas... Es bueno no hacer cosas por ella, es bueno dejar que ella encuentre su forma.
      Cuéntanos cómo lo hacéis y cómo evoluciona.
      Atte, Montse Reyes

      Eliminar
    2. Hola, muchísimas gracias por vuestra atención y por perder tiempo en contestarme, ahora Julia tiene 11 meses y medio y repta muchisimo por el suelo, además esta contenta y casi no llora al estar bocabajo, intenta incorporarse desentada a de pie apoyada en algunos muebles o en nosotros, mi duda ahora es, sigo estimulando el tiempo de suelo para intentar que gatee?o al estar tan cerca del año ya es muy tarde? Muchisimas gracias otra vez

      Eliminar
    3. Sería bueno que si intenta ponerse de pie agarrándose a vosotros, no seáis vosotros los que la ayudéis, sino que sea ella sola. Creo que es más difícil ponerse de pie desde sentada agarrándose a un mueble... sin ayudarla pienso que buscaría otra postura más fácil como a gatas o de rodillas.
      Ya debe tener tu hija un año. No te empecines en que gatee con ejercicios que no disfrute. Puedes intentar ponerla boca abajo sobre tu muslo e investigar cómo se mueve.

      Eliminar
  23. Hola, muchas gracias por todos vuestros consejos, ahora ya tiene 13 meses, anda muy bien, se agacha y en el suelo repta basta te rápido, solo que sigue sin saber ponerse de pie sola y sentarse le cuesta también, que puedo hacer al respecto?mil gracias de verdad!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI tu bebé ya anda es más complicado ayudarla a que consiga esos hitos por los que preguntas, ya que suelen (y deben) ocurrir antes. Un bebé, antes de andar sabe girarse, arrastrarse, sentarse y gatear. Si ella no ha aprendido sola a incorporarse para andar, necesitaría ayuda externa para que lo consiga. ¿Cómo ha aprendido a andar, la habéis colocado de pie y ayudado con las manos?

      Atte, Montse Reyes

      Eliminar
    2. Si, efectivamente cometimos el error de ponerla de pie sin que ella lo hiciera, de todas formas a base de esfuerzo y constancia, ya sabe sentarse sola perfectamente, casi se levanta sola y medio gatea, así que estamos contentos, aunque como digo, al anticipar acontecimientos nos ha costado mucho más, muchísimas gracias por vuestros consejos

      Eliminar
    3. Gracias por tu respuesta Reina. Es cierto que querer adelantar acontecimientos puede provocar desajustes a nivel sensoriomotriz. Me alegro de que hayáis tenido madurez y fuerza para apoyarla en que consigas los hitos uno detrás de otros, sin prisa ni exigencias. Enhorabuena.

      Eliminar
  24. Hola! Tengo un bebe de 4 meses y medio y no encuentro la forma de que le guste estar panza abajo. Le juego, le canto, estoy con el pero dura muy pocos minutos y se pone a llorar, como cansado. La verdad es que no levanta los brazos ni el torax, lleva sus manos a la boca y / o apoya la cabecita en el colchon, es decir que en vez de levantar su torax, apoya su cabecita en la superficie y como llorisqueando.
    Quisiera mas que nada en el mundo que mi bebe logre darse la vuelta.
    Ademas cuando esta en el suelo, panza para arriba, con los juguetes moviles colgantes, al agarrarlos se los quiere llevar a la boca y como no puede porque estan sujetos colgando, entonces llora.
    La verdad estoy muy confundida porque todo lo que leo es que debo ponero boca abajo o boca arriba, estimularlo en loa juegos pero mi bebe enseguida se pone a llorar,no se divierte con estos juegos. Espero unas palabras para mi caso, muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, lo importante es no angustiarse. Disfrutar y jugar con él, pasarlo bien es la base para su buen desarrollo. En cuento lo pase mal, lo cambias de posición. Colocarlo boca abajo sobre una pelota inflable grande (tipo pilates), y mover la pelota suele gustarles a los bebés que no soportan la postura prono sobre otra superficie.
      Si estuvieras por aquí, te aconsejarías que vinieras a nuestros Grupos de Juegos para ver cómo está tu bebé y aconsejarte allí mismo cómo hacerlo.

      Atte, Montse Reyes

      Eliminar
  25. Hola, acabo de descubrir vuestra página y me encanta! Respecto al tema de la frustración, mi bebé de 4 meses ha aprendido a ponerse boca a bajo (creo que ya se aburre boca arriba) y una vez boca a bajo parece que se frustra porque lo que quiere es desplazarse (empuja con los pies y alarga las manos). No llega a llorar, más bien se queja, pero no se cuanto tiempo mantenerlo así. Si lo pongo boca arriba llora, si lo cojo en brazos tengo la sensación de que lo coarto. Suelo tenderme al lado suya y acercarle un poco los juguetes y limpiarle las babitas cuando lo veo agobiado, pero no se si estoy actuando bien dejandolo esforzarse tanto. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  26. Se me ha olvidado comentar que nunca ha hecho el intento de voltearse hacia arriba y que aunque ahora sé que es un error lo hemos acostumbrado a estar sentado en el regazo y desde hace 2 semanas que se aguanta bastante bien en la trona mientras nosotros comemos (numca mas de 15 min). ¿Puede eso dificultar su capacidad para sentarse por si mismo? No consiente estar en brazos en posición cuna y lo de la trona nos viene muy bien porque se entretiene mucho viéndonos comer.

    ResponderEliminar
  27. Hola Silvia. Tu bebé sólo tiene 4 meses, no te agobies. Ahora mismo, con sólo estar boca arriba es suficiente. Si lo pones boca abajo, que sea lo que él aguante. A esta edad necesita de tu contacto, de tus palabras, de tu voz y tus cantos. La comunicación con tu bebé es básica para su sano desarrollo, y así sabrás cuando se queja por dolor o es solo una incomodidad. Tumbado la mayor parte de su día, siempre que no esté contigo en brazos, y verás cómo ejercita todo su cuerpo. Si lo tienes que sentar un rato en la hamaca o en la trona, no pasa nada, eso no va a influir de forma tan definitiva en su desarrollo. Nosotras aconsejamos que no se retenga en esos artilugios como forma rutinaria de pasar el día el bebé.
    No te agobies, sólo disfruta.
    Montse Reyes

    ResponderEliminar
  28. Hola muchas gracias x todo lo expuesto!!mi beba tiene 5 meses y medio la estoy poniendo en el piso y lo disfruta mucho.Tengo piso de Parque pero como ya se da vuelta boca abajo y todavía no se incorpora sola a la posición dorsal la estoy poniendo sobre unas figuras de goma eva dura q es más acolchada q el piso en caso de q caiga su carita y cabeza el impacto sea menor.mi pregunta es si estoy haciendo bien o debo colocarla en el piso de Parque directamente.Desde ya muchas gracias por todo.Cariños Daniela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Daniel. Un piso acolchado es perfecto. Cuando empieza a gatear déjala que lo haga por todos lados de la casa.

      Eliminar